Rocío Molina llega a “Grito pelao” a la Bienal, acompañada por Sílvia Pérez Cruz

La bailaora y coreógrafa malagueña propone una reflexión sobre la maternidad, martes y miércoles a las 20:30 horas en el Teatro de la Maestranza, con esta coproducción de la Bienal en la que también la secunda su propia madre, Lola Cruz.

comparte y comenta esto   like   twitter

La programación oficial propone mañana martes la actuación en el Café Alameda de Tomasito y Gipsy Rappers, mientras que en la Bienal Enciende Sevilla destaca la presencia de Capullo de Jerez en el I Festival Flamenco de Triana por Bulerías.

Sevilla, lunes 17 de septiembre de 2018. El Restaurante Río Grande ha acogido un encuentro con los medios sobre ‘Grito pelao’, una de las coproducciones de la Bienal en su XX edición, en una cita en la que las protagonistas de este espectáculo, la bailaora Rocío Molina, la cantante Sílvia Pérez Cruz y la madre de la creadora, Lola Cruz, han estado acompañadas por el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y el director de la Bienal, Antonio Zoido, quienes ya asistieron a su estreno, celebrado en el marco del Festival D’Avignon. ‘Grito pelao’ formará parte de la programación oficial de la Bienal en dos días consecutivos, mañana martes día 18 y el miércoles 19, ambos a las 20:30 horas en el Teatro de la Maestranza.

La Bienal de Flamenco ha coproducido ‘Grito pelao’, un espectáculo en el que han participado un total de cinco instituciones, además de la Bienal de Flamenco y el Festival D’Avignon, Théâtre National de la Danse de París, Grec 2018 Festival de Barcelona, Théâtre de Nîmes y Chaillot (París), del que Rocío Molina es artista asociada, y cuenta con la colaboración del Festival Temporada Alta y Teatros del Canal.

Este último espectáculo, que la bailaora y creadora define como “un regalo que nos damos como mujeres (madres, abuelas… )”, sumerge al público en el deseo personal de Rocío de tener un hijo y a la vez en un entramado de relaciones que proponen una reflexión sobre la maternidad. Para ella, compartir escenario con la cantante catalana Sílvia Pérez Cruz y también con su propia madre, Lola Cruz, ha sido “una auténtica experiencia, un paraíso”, ya que las considera “sus amores”. Trabajar y crear durante el embarazo, momento que califica como “maravilloso”, ha sido también “algo contradictorio”, un proceso de “aprendizaje más grande, de escucha y paciencia” y que, lógicamente, también “afecta al no poder saltar tanto”, siendo el ritmo más pausado y obligatorio trabajar la quietud.

Cómo intérprete, pero también hacia el espectador, ‘Grito pelao’ supone “hallar la fuerza y belleza en otro punto”, en una obra “de ritmo difícil, contemplativa”. La “cuarta mujer”, como Molina la define, “ha cogido el horario de función y cada vez que escucha la guitarra se activa”. El espectáculo “ha ido evolucionando y coge mucha fuerza”, centrándose en las experiencias como madres, especialmente fundamental en la relación con la suya, Lola Cruz, y en el miedo, pero narrado “con naturalidad y alegría”.

03

Sílvia Pérez Cruz aparece “cuando la idea ya está gestada en la cabeza de Rocío, en Sevilla”. Ambas se conocen en un viaje de avión, donde se produce “una gran conexión y ganas de colaborar”, que cristalizan cuando Molina la invita a participar en un proyecto en el que la cantante catalana, ya madre, ejercería “de comadrona, acompañándola durante el embarazo”. Para Pérez Cruz, ella y la bailaora “hablan de lo mismo pero con lenguajes diferentes, cante y baile”, en un “maridaje flamenco” donde Eduardo Trassierra ha compuesto la parte jonda. Por su parte, la madre de Rocío Molina, Lola Cruz, definió ‘Grito pelao’ como “un regalazo para la madre y abuela más feliz del mundo”, un proyecto que se inició “como una cooperación”, pero en el que al final “terminaron bailando las dos juntas”.

Para Antonio Zoido, ‘Grito pelao’ genera “sentimientos universales”. El director de la Bienal asistió al estreno en el Festival D’Avignon y lo define como “una cosmogénesis donde nace una mesías en vez de un mesías”, una “gran revolución femenina” donde Rocío da forma a una obra que no duda en catalogar como “lorquiana”.

‘Grito pelao’ cuenta con el baile de Rocío Molina, la voz de Sílvia Pérez Cruz y la danza de Lola Cruz, acompañadas por la guitarra de Eduardo Trassierra, el violín de Carlos Montfort, el compás de José Manuel Ramos “Oruco” y el paisaje sonoro electrónico de Carlos Gárate. Carlos Marquerie ha apoyado en la dirección artística, la dramaturgia y el diseño de iluminación, aportando también en la concepción del espacio escénico junto a Antonio Serrano y David Benito. La ficha artística y técnica, así como biografías de las artistas, se encuentran disponibles en http://www.labienal.com/grito-pelao/

MÁS CITAS INTERESANTES PARA MAÑANA MARTES

Además de ‘Grito pelao’, mañana martes también se vivirán otras citas interesantes en la Bienal, como a las 23:00 horas en el Café Alameda en el que se convierte el Teatro Alameda durante la Bienal, que vibrará con el trepidante directo del inclasificable Tomasito, acompañado por los Gipsy Rappers, grupo del barrio jerezano de Santiago que funde con naturalidad flamenco y hip-hop.

Tomasito_GR

Y dentro de las actividades que propone la Bienal Enciende Sevilla por toda la ciudad, también destaca la actuación de Capullo de Jerez dentro del I Festival Flamenco de Triana por Bulerías, a las 22:30 horas en el Teatro Triana.