Marina Heredia, una voz de Giraldillo

La cantaora “granaína”, hija del también cantaor Jaime Heredia ‘El Parrón’, dio una vuelta de tuerca en el espectáculo que llevó a la última Bienal de Flamenco enfrentándose a seis guitarristas diferentes en el Teatro Lope de Vega, en una actuación por la que le ha sido concedido el ‘Giraldillo’ al cante, galardón del que nos habla en esta entrevista para la web de la Bienal.

comparte y comenta esto   like   twitter

Nacida en el seno del flamenco, la cantaora Marina Heredia decidió ponerse ‘Contra las cuerdas’ en la XIX Bienal, en un concierto en el que se rodeó de seis guitarras llenas de personalidad, sorprendiendo con la aparición de Dorantes. Cambió así de piel para adaptarse durante todo el espectáculo a cada uno de los artistas que la acompañaron. Un espectáculo íntimo que le valió el ‘Giraldillo’ al cante de la Bienal de Flamenco 2016.

¿Cómo has vivido el proceso de preparación del espectáculo ‘Contra las cuerdas’?
“Ha sido casi un año de trabajo, de recopilación y estudio sobre una idea muy definida que tenía clarísimo quería llevar a cabo. Creo que fue un día especial que viví y disfruté intensamente“

¿Qué supone para ti actuar en la Bienal?
“Es una de las citas más importantes que se dan en el flamenco, que me llena de responsabilidad pero al mismo tiempo me motiva”.

¿Cómo recibes este Giraldillo al cante?
“Con muchísima satisfacción personal y al mismo tiempo tremenda responsabilidad”.

¿Por qué elegiste a esos seis guitarristas, entre ellos a Dorantes, para acompañarte en esta ocasión?
“Porque son totalmente distintos entre ellos, porque son muy representativos de cada una de las épocas que les ha tocado vivir, y todos tienen algo que me gusta y que me invita a cantar”.

¿Cuál es el próximo reto que tienes a la vista?
“Seguir creciendo sin dejar de ser yo misma”.