La Bienal se despide del baile con Eva Yerbabuena e Isabel Bayón

Las reconocidas bailaoras y coreógrafas, ambas Premio Nacional de Danza, protagonizarán mañana sábado los últimos espectáculos de baile en esta XX edición, en el Teatro de la Maestranza y el Teatro Central, respectivamente.

comparte y comenta esto   like   twitter

También finalizará la programación de la Bienal en Factoría Cultural, tras tres sábados anteriores en los que se ha ido descubriendo a jóvenes talentos “De la mano de… ” artistas consagrados, con el espectáculo colectivo “3.000 DeSCencias”, posible gracias al intenso trabajo realizado en el barrio por la asociación Studio 41013.

Sevilla, viernes 28 de septiembre de 2018. Mañana sábado día 29 de septiembre, en su penúltimo día, la Bienal propone citas con dos de las grandes innovadoras del baile flamenco, ambas Premio Nacional de Danza. Será, además, la despedida en esta XX edición de dos de los espacios que han estado albergando programación oficial, el Teatro de la Maestranza, que acogerá los “Cuentos de Azúcar” de Eva Yerbabuena a las 20:30 horas, y el Teatro Central, donde Isabel Bayón estrenará su nueva propuesta, “Yo soy”, a las 23:00 horas. Antes, a las 12:00 horas en Factoría Cultural, se cerrará el ciclo flamenco en el Polígono Sur con el espectáculo colectivo “3.000 DeSCencias”, que llega “De la mano de… ” la asociación Studio 41013, fruto del trabajo desarrollado en el barrio durante estas últimas semanas.

Sobre “Cuentos de Azúcar” han debatido esta mañana, en un encuentro con los medios de comunicación celebrado en el Restaurante Robles, Eva Yerbabuena y el director de la Bienal, Antonio Zoido, quien aseguró que la creadora “no necesita presentación porque Eva y la Bienal son consustanciales”. Para Eva, que explicó que “volver a la Bienal supone muchísima ilusión”, “Cuentos de Azúcar” llegó a ella “de una forma casi mágica, durante el estreno de “Apariencias”, cuando Anna Sato me regaló un CD”. De hecho, uno de los temas clave de este encuentro ha sido responder a la siguiente pregunta: “¿hay alguna manera de que personas que hablan lenguajes diferentes y que provienen de contextos culturales que tienen poco en común lleguen a entenderse?”. La bailaora y coreógrafa granadina, así como los artistas con los que trabaja, lo han logrado utilizando lenguajes universales como la música, la danza y, especialmente, una espiritualidad que tanto empapa el flamenco que ella conoce bien como la cultura asiática, protagonista de un espectáculo en el cual se combinan instrumentos musicales de tradiciones diferentes. Y es que, tal como han comentado, las texturas sonoras del flamenco y la tradición oriental tienen un punto de encuentro en una serie de imágenes potentes y universales: desde una ola a unos tambores de guerra, por lo que “Cuentos de Azúcar”, al final, supone “una muestra doble de música popular”. La cantante japonesa Anna Sato, que ya había colaborado con coreógrafos de tanto prestigio como Sidi Larbi Cherkaoui, introdujo a Eva Yerbabuena en la cultura propia de las islas Amami, al sur del Japón, y la ha ayudado a crear el espectáculo, a pesar de que el vínculo profesional de la granadina con ese país “se remonta a los años 90”. Sato es una de las artistas que mejor representan a la nueva generación de intérpretes de las Amami y que se está esforzando en dar a conocer a occidente los shima uta, el legado musical de unas islas que, pese a formar parte de Japón, conservan un dialecto y una cultura propias. “Cuentos de Azúcar” es una producción de la Compañía Eva Yerbabuena, que cuenta con la colaboración de la Bienal de Flamenco de Sevilla, Acción Cultural Española, la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) del Ministerio de Cultura. En este espectáculo, Eva Yerbabuena, quien baila, dirige y coreografía, estará acompañada por Paco Jarana, encargado de la dirección musical y del toque, la cantante Anna Sato, los cantaores Alfredo Tejada y Miguel Ortega, los percusionistas Antonio Coronel y Rafael Heredia, el instrumentista de taiko Kaoru Watanabe y el bailaor Fernando Jiménez.

Isabel Bayón

Por su parte, otra de las referentes obligadas del baile flamenco actual, Isabel Bayón, cerrará mañana sábado el ciclo en el Teatro Central estrenando “Yo soy”, su nueva y personal propuesta dancística, en la que desde los códigos del flamenco realiza una profunda labor de introspección en su memoria para averiguar quién es como persona y como artista. En este trabajo, Bayón ha explorado en sus recuerdos a través de las voces, los sonidos y las imágenes de distintas etapas de su vida, poniendo atención a muchos momentos con su familia más cercana y sus maestros y maestras para llegar a comprender quién es. Para llevar su idea al escenario, la bailaora ha contado con la dirección de Carmen Fernández y el asesoramiento en puesta en escena y coreografía de la bailarina contemporánea María Cabeza de Vaca. Han asumido la composición musical de este montaje los guitarristas Jesús Torres y Paco Arriaga, siguiendo un guión marcado por la música de la vida de Isabel Bayón. Además, la cantante Sandra Carrasco participará en el segundo bloque como artista colaboradora, representando a la cantaora que la madre de Isabel quiso ser.

Bajo las estereotipadas sombras que sobrevuelan el Polígono Sur, el flamenco se erige como vehículo de transformación y de dinamización social, así como de vínculo generacional entre las familias gitanas. La asociación para la promoción del flamenco Studio 41013 traslada al escenario esta realidad urbana para dar a conocer la importancia del Polígono Sur como cantera y punto de referencia flamenco, a través de un espectáculo que es el resultado de un complejo proyecto social y cultural en pos de la dignificación del barrio y de sus habitantes. Una lucha que se resume en “3.000… DeSCencias”, el lema nacido de la transgresora unión gráfica y semántica de dos palabras que definen a la perfección el carácter del Polígono Sur, cuyas esencias y decencias se ponen, por fin, sobre la mesa, sin filtros ni complejos, para responder con contundencia a la apropiación cultural de la que vienen siendo objeto las formas artísticas originarias de este enclave sevillano. Porque, en palabras de sus creadores, “aquí semos, como somos” y la rebeldía forma parte de esa realidad. Este espectáculo colectivo llegará mañana sábado a las 12:00 horas a Factoría Cultural, un espacio donde ya se ha podido descubrir a tres jóvenes talentos, Ismael de la Rosa “El Bola”, Antonio Amaya “Petete” y Álvaro Martinete, que han llegado a la Bienal “De la mano de… ” José Valencia, Farruquito y Gerardo Núñez, respectivamente. Esta última cita, “3.000… DeSCencias”, parte de una idea de Studio 41013, bajo la coordinación general de Emilio Vizárraga Trigueros, con un equipo creativo compuesto por Melchor Pisa Borja, Melchor Borja Santiago y Antonio Ortega, quien también se ha encargado del guión, y la dinamización social de Juan Antonio Vizárraga Trigueros y Josué Pisa Sánchez. Tras finalizar la etapa de selección, el elenco de artistas elegido entre los más de 500 vecinos y vecinas que han participado en la fase de concurso son: David Rufo, Saray Vargas, Beatriz Cruz de Alba, Rafael Fajardo Fernández “El Boleco” y Alba Serrano (baile), Miriam Jaén, José Reyes, Sinay Jiménez y Diego Suárez (cante) y Antonio Jiménez (percusión).

Melchor Borja subiendo la escalera de la Factoría Cultural como metáfora del proyecto 3.000... DeSCencias

Melchor Borja subiendo la escalera de la Factoría Cultural como metáfora del proyecto 3.000… DeSCencias

Ya fuera de la programación oficial, y enmarcadas en el programa de la Bienal Enciende Sevilla, destacan dos actividades, el programa Arte+Joven del Instituto Andaluz de la Juventud de la Junta de Andalucía, que propone talleres gratuitos de flamenco para jóvenes, mañana sábado en las Setas (Plaza de la Encarnación, s/n) y el domingo en la Torre de los Perdigones (Resolana, 41), ambos días en dos sesiones, 12.00 y 13.00 horas, y la cita final de los ‘Trasnoches en las Peñas’, mañana sábado a las 23:00 horas en la Peña Flamenca La Fragua de Bellavista (Alonso Mingo, 68) con el cantaor Manuel Cuevas.