Giraldillo a una vida dedicada al baile

Bailaor y coreógrafo de formación clásica, Rubén Olmo asumió el reto de dirigir el espectáculo ‘Bailando una vida’ en homenaje a la escuela sevillana de baile, sobre las tablas del Teatro de la Maestranza. Una experiencia inolvidable, reconocida con el Giraldillo ‘Ciudad de Sevilla’.

comparte y comenta esto   like   twitter

El bailarín, bailaor y coreógrafo Rubén Olmo, gran embajador de la danza española actual, se entregó la pasada XIX Bienal de Flamenco en el espectáculo ‘Bailando una vida’, dirigiendo a cuatro genios del baile sevillano como Milagros Menjíbar, José Galván, Ana María Bueno y Manolo Marín. La propuesta recibió el Giraldillo ‘Ciudad de Sevilla’, reconocimiento del que habla su director en esta entrevista exclusiva para la web de la Bienal.

¿Cómo has vivido el proceso de preparación del espectáculo ‘Bailando una vida’?
Muy intensamente, porque me encontraba con los maestros del baile de la ciudad de Sevilla, que han vivido la “edad de oro” del flamenco y necesitaban especial cariño y comprensión por su edad y, sobre todo, mucha confianza. Quería que salieran al Teatro de la Maestranza con lo mejor, que sintieran lo que representan y que sólo se preocuparan de bailar, como siempre lo han hecho. Quería que sólo estuvieran preocupados de su baile.

¿Qué supone para ti dirigir este espectáculo en la Bienal?
Para mí ha sido un reto, no sólo ya por los maestros del baile, sino por el espacio – el Teatro de la Maestranza- y el marco -la Bienal de Flamenco-, donde después de tanto tiempo salían al escenario. Era un reto personal porque quería que ellos estuvieran dentro de sus estilos y sus formas de bailar, pero dentro de un lenguaje actual. Ahí es donde tenía un gran trabajo escénico que desarrollar, para que no sólo hicieran sus bailes sin perder su esencia, sino que escénicamente se situaran dentro de la actualidad del flamenco.

¿Cómo recibes, junto a los bailaores, este Giraldillo ‘Ciudad de Sevilla’ de la Bienal?
Con mucha ilusión y mucha alegría, ya no sólo por mi trabajo, que ha sido muy intenso, sino por ellos mismos, porque es una forma de reconocer que el baile de Sevilla y aquellas formas están ahí, siguen en vigor, siguen su línea y no hay por qué cambiarlas, sino adaptarlas a la actualidad. Cuando recibimos la noticia del Giraldillo, sinceramente, me alegré mucho por ellos y la verdad, no esperaba menos de la comisión de la Bienal.

Rubén Olmo 09

¿Cuál es el próximo reto o proyecto que estás desarrollando o tienes a la vista?
Dentro de mis próximos proyectos destaco el reto de dirigir y bailar un espectáculo para el Teatro Real. Un proyecto de Universal, con grandes bailaores y cantaores actuales que podremos pronto ver en el Teatro Real de Madrid.